Make your own free website on Tripod.com

Alce

alce.h12.jpg (7644 bytes)

Alce, nombre aplicado al miembro de mayor tamaño de la familia de mamíferos artiodáctilos conocida con el nombre de Cérvidos. Su área de distribución se extiende por el norte de Europa, zonas de Asia septentrional y Norteamérica. En Europa, el alce habita en los bosques de coníferas (conocidos con el nombre de taiga), de Suecia, Noruega y la región báltica, casi siempre cerca del agua; estos bosques son del mismo tipo que los de Siberia, en el norte de Asia, donde también vive. En Norteamérica puebla áreas boscosas de Canadá y del norte de los Estados Unidos. En inglés, el nombre aplicado a esta especie es diferente según se trate del alce norteamericano, denominado moose, o del alce eurosiberiano, conocido con el nombre de elk en Gran Bretaña, denominación que también se aplica en Norteamérica al wapití (especie de ciervo cuyo nombre científico es Cervus elaphus canadensis); esto podría causar confusión al consultar textos escritos en inglés de procedencia norteamericana o europea que trataran de este animal. Un alce adulto mide entre 1,4 y 2,35 m de altura en la cruz, y llega a pesar entre 200 y 850 kg. Los animales de mayor tamaño están en Alaska. Las astas de los machos son grandes, amplias y palmeadas, con numerosas prolongaciones marginales dirigidas hacia delante y hacia arriba (pueden alcanzar una envergadura igual o superior a 1,5 m). Las astas se mudan todos los años después del periodo otoñal de celo. Otra característica que distingue a esta especie es la campanilla de piel cubierta de pelo que le cuelga del cuello.
El color del pelaje del alce es variable, y puede ser muy oscuro o de un color marrón o café claro, aunque se hace más grisáceo a medida que se aproxima el invierno. Los hombros están más elevados que los cuartos traseros, lo que le confiere una apariencia jorobada característica, acentuada por tener el cuello corto. Sus patas son particularmente largas y de color más claro que el resto del cuerpo. Tienen unas pezuñas grandes, muy anchas y con dedos que pueden separarse mucho, proporcionando al animal una buena base de sustentación para caminar sobre suelos blandos. Gracias a esta adaptación, el alce es capaz de adentrarse en lagos y charcas para alimentarse de plantas acuáticas, aunque la longitud de las patas le obliga a arrodillarse para beber o para comer vegetación baja. El hocico ancho y alargado permite al animal ramonear en los matorrales. Su dieta está formada por plantas acuáticas, brotes tiernos y hojas de sauces, alisos, abedules y álamos, así como también se alimenta de hierba y algunos helechos. Es un excelente nadador, y es capaz de bucear y atravesar brazos de mar para ir a instalarse en las islas próximas a la costa.
Los alces son solitarios, aunque pueden formar pequeños rebaños en invierno. En esta época, pisotean la nieve allí donde creen que bajo ella hay una buena cobertura vegetal; los animales permanecerán en un lugar mientras encuentren alimento en él. Aparte de las plantas que buscan bajo la nieve, la dieta invernal del alce está formada por las cortezas de los árboles, que arrancan en tiras grandes, y por las hojas aciculares de las coníferas. Cuando la capa de nieve es muy profunda, el alce está incapacitado para huir y es cazado con facilidad por los lobos y por hombres calzados con raquetas de nieve. Durante la época de celo, los machos se enfrentan por la posesión de las hembras (aunque no forman harenes como otros ciervos), y sus mugidos pueden oirse desde distancias grandes. Tras un periodo de gestación que oscila entre 226 y 264 días, la hembra pare a un número de crías comprendido entre uno y tres. Si nace un pequeño al año siguiente, la madre expulsará al joven nacido en el parto anterior, aunque éste puede reunirse con su madre después de algunas semanas.
La especie estuvo amenazada de extinción en Europa y en Norteamérica hasta hace pocos años. La causa de su disminución fue la caza indiscriminada. Las modernas leyes de caza, así como las zonas declaradas como reserva para la protección de estos animales, han ayudado a salvarlos del exterminio.
Clasificación científica: el alce es un artiodáctilo perteneciente a la familia de los Cérvidos (Cervidae) y, dentro de ésta, a la subfamilia de los Odocoileinos (también llamados Neocervinos); es clasificado científicamente como Alces alces.



volver a animales del mundo