Make your own free website on Tripod.com

Cocodrilo

cocodr1.jpg (8470 bytes)

 

Cocodrilo, nombre común de los reptiles pertenecientes a una familia del orden de los crocodilios. El término crocodilios hace referencia a todos los miembros del orden que, además de los cocodrilos, engloba a los aligatores, los caimanes y los gaviales.
Crocodilios
Estos reptiles aparecieron por primera vez hace unos 200 millones de años y se cree que constituyen un vestigio de la gran era de los reptiles. Sus antecesores vivían originalmente en tierra y tenían una constitución ligera, pero pronto se diversificaron en formas acuáticas y anfibias. A excepción de los aligatores, los crocodilios viven en áreas tropicales y subtropicales del mundo. Las especies modernas son anfibias y pasan buena parte de su vida en el agua, donde nadan con movimientos rítmicos de la cola. En ocasiones, ésta les sirve para capturar a sus presas, arrastrándolas desde aguas poco profundas hasta zonas de mayor calado, donde pueden devorarlas con mayor facilidad.
Los crocodilios están bien adaptados a la vida depredadora y tienen pocos enemigos naturales. Sus placas óseas, llamadas osteodermos, forman una especie de coraza que protege su gruesa piel. Sus dientes, en número de 30 a 40 en cada mandíbula, encajan en unos alveolos de éstas y se imbrican entre sí cuando tienen la boca cerrada. En los cocodrilos, el cuarto diente de cada lado de la mandíbula inferior sobresale cuando cierran la boca; en los aligatores, estos dientes no son visibles. Las mandíbulas de los crocodilios son lo bastante fuertes al cerrarse como para aplastar los huesos de animales pequeños, pero tan débiles a la hora de abrirse, que es posible impedir que lo hagan manteniéndolas cerradas con la mano. Dado que los crocodilios flotan casi totalmente sumergidos, las únicas partes visibles cuando acechan a sus presas son los orificios nasales, los ojos y parte del dorso. Los crocodilios son los reptiles más ruidosos que existen y emiten sonidos que oscilan entre siseos y aterradores rugidos y bramidos, casi siempre durante la época de apareamiento. En tierra, estos animales se mueven rápidamente por medio de un movimiento de gateo, pero también pueden caminar a cuatro patas, como los mamíferos.
Los crocodilios son, desde el punto de vista fisiológico, los reptiles más avanzados; su anatomía interna se asemeja a la de las aves. Tienen un corazón con cuatro cámaras y sentidos bien desarrollados. De sangre fría, como todos los reptiles -su temperatura corporal depende de la temperatura ambiental- estos animales se entierran en el barro (lodos) para hibernar o estivar. En regiones cálidas permanecen en estado latente durante los periodos de sequía; en regiones más frías, durante el invierno.
Los crocodilios son reptiles que ponen huevos, u ovíparos, y alcanzan la madurez reproductora aproximadamente a los 10 años de edad. Entierran sus huevos -de 20 a 90 y del tamaño aproximado de un huevo de ganso- en la arena, el barro o en restos vegetales, donde los abandonan para que sean incubados por el calor del sol o la descomposición vegetal. Las hembras de algunas especies permanecen en las inmediaciones del nido para protegerlo y cuidar de los recién nacidos, aunque buen número de los huevos se pierden por la acción de los depredadores. La conducta familiar de los crocodilios es única entre los reptiles y parece avalar su afinidad con las aves.
El cocodrilo
Algunos miembros de la familia de los cocodrilos se encuentran entre los reptiles vivos de mayor tamaño. Normalmente es fácil reconocerlos por sus hocicos largos y triangulares, intermedios entre los de los largos y delgados de los gaviales y los cortos y ovalados de los aligatores y los caimanes. El cocodrilo marino, posiblemente el reptil viviente de mayor tamaño, alcanza una longitud registrada de unos 7 m y llega a pesar más de 1.000 kg; existen informes sin confirmar sobre la existencia de individuos de hasta 9 m de largo. Esta especie vive en las aguas costeras de la India, el sur de China y Malaysia. Una especie más pequeña, el cocodrilo del Nilo, era reverenciado por ciertas sectas egipcias antiguas y se han encontrado momias de cocodrilo en tumbas humanas. En nuestros días se ha cazado tanto esta especie que sólo quedan unos pocos individuos en el bajo Nilo, pero aún es abundante en el alto Nilo y, hacia el sur, hasta el cabo de Buena Esperanza. En América hay cuatro especies de cocodrilos. El cocodrilo cubano, que vive sólo en Cuba y en la isla de la Juventud, tiene el hocico comparativamente corto y alcanza unos 3,5 m de longitud; el cocodrilo pardo o lagarto negro, de tamaño inferior al del cocodrilo cubano (mide 2,5 m), vive a lo largo de la llanura costera del golfo de México, en la península de Yucatán, al sur de México, en Belice y en el norte de Guatemala. El cocodrilo del Orinoco vive en la cuenca de captación del sistema fluvial del río Orinoco y alcanza los 7,5 m de longitud. El cocodrilo amarillo, uno de los más grandes de América, alcanza longitudes de unos 7 m y tiene una amplia distribución, desde Florida hasta Cuba y otras islas del Caribe, el sur de México, América Central y el norte de Sudamérica.
Los huevos de cocodrilo se utilizan como alimento en algunas partes del mundo; su piel es muy apreciada para la elaboración de artículos de cuero y el extracto de las glándulas de almizcle se utiliza en la elaboración de perfumes. Debido a la sobreexplotación, la mayoría de los cocodrilos, como el amarillo y el del Nilo, son considerados especies amenazadas.
Clasificación científica: los cocodrilos pertenecen a los géneros Crocodilus, Osteolaemus y Tomistoma, pertenecientes a la familia Crocodílidos, orden Crocodilios. El nombre científico del cocodrilo marino es Crocodilus porosus, el de los pantanos se llama Crocodilus palustris, el del Nilo Crocodilus niloticus, el cubano Crocodilus rhombifer, el pardo o lagarto negro Crocodilus moreletii, el del Orinoco Crocodilus intermedius y el amarillo Crocodilus acutus.



volver a animales del mundo